domingo, 21 de noviembre de 2010

Tema: Transporte pasivo

El transporte pasivo es el intercambio simple de moléculas a través de la membrana plasmática, durante el cual la célula no gasta energía, debido a que en los sistemas pasivos, los solutos fluyen a favor del gradiente electroquímico, el cual es una combinación del gradiente de concentración con el de potencial eléctrico.
El proceso celular pasivo se realiza por difusión. Existen dos tipos de difusión: simple y facilitada.
La difusión facilitada es el transporte de sustancias a través de la membrana de una célula o de un organelo desde una región de mayor concentración a una de menor concentración por proteínas insertadas en la membrana; impulsada por el gradiente de concentración.
El agua, el oxígeno, el dióxido de carbono y otras pocas moléculas simples difunden libremente a través de las membranas celulares. El dióxido de carbono y el oxígeno, ambos no polares, son solubles en lípidos y se mueven fácilmente a través de la bicapa lipídica de la membrana.
La permeabilidad de la membrana a estos solutos varía inversamente con el tamaño de las moléculas.

La difusión facilitada es mucho más rápida que la difusión simple y depende:
  • Del gradiente de concentración de la sustancia a ambos lados de la membrana
  • Del número de proteínas transportadoras existentes en la membrana
  • De la rapidez con que estas proteínas hacen su trabajo

Ósmosis

La ósmosis es un tipo especial de transporte pasivo en el cual sólo las moléculas de agua son transportadas a través de la membrana. El movimiento de agua se realiza desde un punto en que hay mayor concentración a uno de menor para igualar concentraciones. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada